Depresión con desorden bipolar

 

 

 

ALTIBAJOS

FUENTE : http://www.dbsalliance.org

 

Nuestras vidas están llenas de altibajos. Algunos días, nos sentimos animados y contentos mientras otras veces, nos encontramos decaídos … tristes. Todo el mundo pasa por períodos de irritación, infelicidad o abatimiento. Esto es el ritmo normal de nuestras vidas. Pero a veces persisten estos sentimientos día tras día, semana tras semana, trastornando tu ritmo normal. A veces lo que describes como un “susto”, “ataque de nervios”, “cólera” o un “disgusto” puede ser algo más grave.
Puede que estés experimentando la depresión, una enfermedad que afecta a casi 15 millones de personas en EE.UU. Las señales de la depresión (y otros trastornos del estado de ánimo) varian bastante según las personas, aún según culturas. No son fáciles de reconocer como las síntomas de otras enfermedades como el asma o el diabetes.
Unas señales comunes dentro de nuestra comunidad latina son achaques o malestares—dolor de espalda, de cabeza, del estómago—que no se pueden explicar y que no se mejoran con tratamiento médico. Otra gente se encuentra siempre muy cansada o nerviosa—o irritado y enojado—sin saber por qué. O quizá tenga problemas al dormir … o sufra tensión o cambios en el trabajo y las relaciones … o complicaciones en otras condiciones médicas.
La depresión te puede trastornar, cuerpo y mente. Pero lo importante es esto: Igual que el asma o el diabetes, la depresión es una enfermedad médica y tratable. Con ayuda profesional y apoyo de varias formas, puedes recuperar … y volver a un ritmo de vida normal.
HABLAR CON LA FAMILIA

Hablar con la Familia

Es posible que algunos de tus familiares ya se hayan preocupados por las dificultades que estás experimentando, de modo que puede que se alegren al saber que está buscando o recibiendo ayuda. Puede que otras personas que te rodean tengan creencias erradas o hirientes sobre las enfermedades mentales. Quizá piensen que no son enfermedades “legítimas” como diabetes o asma … que el “problema” es una cuestión de fe … que alguien viviendo con una enfermedad mental está perdiendo el juicio o es un “venático” o “chiflado” o perezoso. Para algunas personas es difícil entender o aceptar un diagnóstico de trastorno del estado de ánimo. Es posible que ellas crean que una persona debe ser capaz de controlar los cambios en su estado de ánimo o simplemente “librarse de ellos”.
¿Qué puedo hacer para ayudarles a entender?
  • Diles qué pueden decir o hacer para ayudarte. Esto implica cosas prácticas como ayudar con las tareas domésticas o llevarte a algún lugar.
  • Solicita ayuda cuando la necesites. Si te sientes mejor, agradezcas a las personas que te ayudaron.
  • Programa algo de tiempo para sentarte con tus familiares y conversar sobre algo importante. Escoge un momento que sea relativamente calmo y libre de distracciones.
  • Inicia tus comentarios enfocándote en ti mismo: “Yo siento” o “yo necesito”. Evita hacer comentarios utilizando el pronombre “tú”, como “tú siempre me criticas”, los cuales probablemente provoquen discusiones.
Haz lo que puedas para educar a tus familiares, proporcionándoles información sobre los trastornos del estado de ánimo. Una encuesta reciente explica cómo el apoyo familiar puede ayudar a mantener sanos a las personas que viven con una enfermedad mental.

MITOS Y REALIDADES

 

Mitos y Realidades

Front of Spanish Myths
Una encuesta realizada en 2006 por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría Americana (American Psychiatric Association, la APA) señaló que muchas personas—el 42%—en nuestra comunidad latina saben poco sobre las enfermedades mentales como la depresión y el trastorno bipolar. Y como dijó Pedro Ruiz, MD, presidente de la APA, es imprescindible “aclarar los mitos e informar [a los hispanos] para que obtengan la ayuda necesaria”.
Haz clic aquí para leer la publicación “Mitos y Realidades”.

CÓMO MANEJAR UNA CRISIS

¿Por Qué Me Siento Suicida?

Recuerde:
Los pensamientos suicidas son temporales. El suicidio es permanente.  No se rinda ante los pensamientos suicidas, puede vencerlos.
Sus sentimientos de desesperanza no son la verdad. Cuando se siente así, es su enfermedad la que habla, su mente la que le miente. Recuérdese de que los pensamientos suicidas no son realidad.
Si piensa sobre el suicidio, es importante que reconozca la verdadera naturaleza de estos pensamientos: expresiones de una enfermedad médica que puede ser tratada. No son la verdad, y no son culpa suya. No deje que el miedo o la vergüenza eviten que se comunique con su médico, terapeuta, familiares o amigos. Informe a alguien de inmediato.
Informe a un familiar, amigo u otra persona en quien confíe, alguien con quien pueda hablar con honestidad. Trate de no estar solo cuando se siente así. Esto podría significar sentarse tranquilamente con un familiar o amigo, ir a un grupo de apoyo, o ir al hospital.
Busque ayuda. Informe a su profesional de atención de salud. Los pensamientos suicidas pueden tratarse. Cuando los pensamientos suicidas ocurren, son su señal de que ahora necesita ayuda de un profesional más que nunca.
Sepa que puede superar esto. Prométase que aguantará por otro día, hora, minuto, o lo que pueda soportar.
Si se siente “fuera de control”, es importante que busque ayuda de inmediato, aunque no esté teniendo pensamientos suicidas.

¿Cómo Puedo Prepararme para una Crisis?

Con frecuencia, las crisis suceden sin advertencia, y lo mejor que puede hacer para prepararse es crear una lista de plan de crisis para usted mismo, un amigo o familiar. Puede compartir esta lista con todas las personas que desee. Describa brevemente el tipo de ayuda que usted (o su ser querido) desearía recibir si tiene síntomas graves de depresión o manía.  Incluya:
  • Nombre(s) e información de contacto del(los) médico(s)
  • Información de contacto del grupo de apoyo y otros amigos o familiares de confianza
  • Otros problemas de salud y medicamentos
  • Alergias o intolerancia a cualquier medicamento
  • Información de seguro o Medicare y centros de tratamiento preferidos
  • Cosas que podrían desencadenar un episodio, como eventos vitales, viajes, enfermedad física o estrés laboral
  • Señales de advertencia, como hablar muy rápido, paranoia, falta de sueño, movimientos lentos, uso excesivo de alcohol o drogas
  • Cosas que las personas pueden decir que lo calman y tranquilizan
  • Cosas que las personas deben hacer en una crisis, como quitarles las llaves del coche o poner bajo llave cualquier arma o medicamento peligroso
  • Cosas que el personal de emergencia puede hacer, como explicar las cosas, hablar despacio, respetar el espacio personal o escribir cosas
  • Razones de que la vida valga la pena y la recuperación es importante

¿Cómo Debo Hablar con una Persona en Crisis?

  • Permanezca calmado. Hable despacio y use tonos tranquilizadores.
  • Tenga en cuenta que podría tener problemas para comunicarse con su ser querido. Haga preguntas sencillas. Si es necesario, repítalas, usando las mismas palabras cada vez..
  • No se tome las acciones o palabras hirientes de su ser querido de manera personal.
  • Dígale “Estoy aquí. Me importa. Deseo ayudar. ¿Cómo puedo ayudarte?”
  • No diga “Déjate de eso”, “Supéralo”, o “Deja de actuar como un loco”.
  • No maneje las crisis solo. Llame a los familiares, amigos, vecinos, personas de su lugar de culto, o personas de su grupo de apoyo local para que lo ayuden.
  • No amenace con llamar al 911 a menos que tenga la intención de hacerlo. Cuando usted llama al 911, es probable que la policía y/o una ambulancia llegue a su casa. Esto podría trastornar más a su ser querido, así que use el 911 sólo cuando usted o alguien más esté en peligro inmediato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s