Sólo recibe 5 de cada 100 euros en salud

 

 

 

 

PSIQUIATRÍA
NOTICIAS.

SÓLO RECIBE 5 DE CADA 100 EUROS EN SALUD

Piden duplicar, hasta superar el 10%, la inversión en psiquiatría

Las enfermedades psiquiátricas generan el 30 por ciento de la discapacidad, pero sólo reciben el cinco por ciento de lo invertido en salud. Ésta es la principal queja de los profesionales, que también piden, en un informe del Inesme, más recursos para los pacientes menos graves.
A escasos días de que se forme nuevo Gobierno, representantes de la Psiquiatría española han presentado el informe del Instituto de Estudios Científico Médicos (Inesme) Presente y futuro de las enfermedades mentales más prevalentes. La obra refleja la situación de la asistencia a este tipo de pacientes y, de paso, da un toque de atención a los encargados de gestionar posibles mejoras; los políticos entre ellos, claro.
Celso Arango, del Hospital Gregorio Marañón y director Científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam), junto a Jesús Honorato, presidente del Inesme, y a Eduard Vieta, director del Programa de Trastornos Bipolares del Hospital Clínico de Barcelona, han expuesto su punto de vista sobre la situación.
Celso Arango: “Faltan recursos para casos poco graves, en forma de hospitales de día, centros de recuperación y pisos protegidos”
Vieta cree que la psiquiatría no escapa a la difícil situación económica: “Se producirán más ajustes presupuestarios y temo que los posibles recortes afecten aún más a esta especialidad”. Una de las consecuencias es que se está limitando el acceso a ciertos tratamientos aprobados, “de forma que los médicos no podemos dispensar fármacos innovadores eficaces basados en la evidencia, lo que daña la calidad asistencial”. Por su parte, Honorato cree que los programas de prevención precoz representan uno de los puntos de mejora más necesarios, aunque las infraestructuras y la inversión en investigación no se quedan atrás.
Pierde en la comparación
Arango ha concretado a Diario Médico algunos de los puntos calientes del informe y ha incidido en lo señalado por Honorato. En su opinión, se destinan pocos recursos a las enfermedades mentales, en comparación con otras grandes patologías, si se tiene en cuenta su prevalencia, carga asistencial y discapacidad asociada. Consciente de que en momentos de crisis “no se puede pedir una mayor financiación”, lo que pretende es un reparto más justo de la existente.
En concreto, ha llamado la atención sobre un dato que considera fundamental: sólo cinco de cada 100 euros invertidos en salud en España se destinan a enfermedades psiquiátricas, una cifra inferior a la media europea y que refleja un futuro incierto: “Frente a ese cinco por ciento, estas patologías generan el 30 por ciento de discapacidades. Si queremos estar entre los países de referencia debemos dedicar entre el 10 y el 12 por ciento a la psiquiatría”.
También observa limitación en las infraestructuras disponibles: “Hace décadas que, afortunadamente, se cerraron los centros psiquiátricos monográficos. Ahora hay suficientes camas hospitalarias y una buena atención a agudos, pero faltan recursos intermedios, destinados a los afectados menos graves, en forma de hospitales de día, centros de recuperación psico-social y pisos protegidos”.
Pensar en positivo
Para finalizar, como no todo es malo, ha valorado muy positivamente el Cibersam, que ha permitido cristalizar la importancia de la investigación psiquiátrica, “tan importante como la cardiológica o la oncologica”. Aunque no se ha resistido a insistir en una última petición: “Prevenir es coste-efectivo porque evita la cronicidad”.

NECESIDAD DE LA EVIDENCIA

Uno de los principales problemas de la Estrategia de Salud Mental y de los fondos de cohesión, a juicio de Arango, es el que tiene que ver con la falta de retorno de los proyectos de investigación en psiquiatría: “Las comunidades destinan recursos a propuestas que después no se reciben evaluación. No hay consecuencias, ni positivas ni negativas, sobre si el trabajo se ha realizado o no, ni sobre cómo se ha desarrollado”. La conclusión es obvia: es fundamental hacer un uso racional de los recursos, “lo que obliga a evitar que se utilicen de forma caprichosa, como están haciendo en algunas comunidades autónomas, en las que no todos los proyectos elegidos están alineados con la estrategia nacional”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s