La atención maternal,la química neuronal y los comportamientos.

 

 

Noticias. /neuropsiquiatría /enfermedades mentales.
16/dic/2011 Instituto Max Planck. 2011 Dic

La atención materna recibida al nacer marca la química neuronal y los comportamientos en la edad adulta.

Resumen

Científicos del Instituto Max Planck de Investigación Médica de Alemania han conseguido constatar que la atención materna provoca, en los cerebros de crías de ratón, un mecanismo químico específico, y que este mecanismo afectaría al cerebro incluso en la edad adulta.

Según publica el Instituto Max Planck, la clave de este proceso está en un neurotransmisor: el neuropéptido Y (NPY). Este neurotransmisor ha sido asociado a varios procesos fisiológicos cerebrales, como la memoria o el aprendizaje. Además, el NPY, que es la hormona peptídica más abundante del sistema nervioso central, está implicado en otros procesos, como la gestión del estrés, el desarrollo del comportamiento ansioso o la regulación del peso corporal.

Por tanto, este neuropéptido juega un importante papel en una serie de enfermedades mentales, como el trastorno por estrés postraumático (TEPT) o el trastorno de ansiedad.

En el cerebro, el NPY se une a diferentes puntos de las neuronas conocidos como “receptores NPY”. Estas uniones activan cascadas de señales relacionadas con el control de diversas funciones físicas.

Pero el efecto del NPY en el cerebro de crías de ratón no es siempre el mismo: en un experimento realizado con ratones por el grupo de Rolf Sprengel del Instituto Max Planck, los científicos demostraron que dicho efecto depende de cómo las crías hayan sido atendidas por sus madres en las primeras tres semanas de vida.

Los investigadores constataron, más concretamente, que los cuidados maternos influyen en la formación de receptores NPY en el sistema límbico, que está constituido por varias estructuras cerebrales y que gestiona respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales.

A nivel del comportamiento, los ratones que habían recibido pocos cuidados de sus madres al inicio de sus vidas resultaron ser adultos más ansiosos y delgados que otros ratones que sí que habían recibido una atención materna intensiva al nacer y durante sus primeras semanas de existencia.

Según explica el propio Rolf Sprengel: “Fuimos capaces de demostrar que los cuidados maternos aumentan la expresión del receptor del neuropéptido NPY en el sistema límbico de los animales jóvenes. Este mecanismo asegura su desarrollo saludable a largo plazo”.

Los efectos positivos del cuidado y de las atenciones maternas fueron evidenciados por el hecho de que las crías de ratón estudiadas ganaron peso más rápidamente y mostraron mayor valor en experimentos posteriores sobre su comportamiento, que los roedores que habían recibido menos calor y atenciones después de nacer.

Este hallazgo ayuda a comprender mejor cómo las experiencias vividas al nacer pueden afectar a cualquier organismo posteriormente, en su edad adulta. Según Sprengel: “Los resultados de este estudio demuestran cómo el cuidado maternal y la atención tienen un impacto sostenido en la química del sistema límbico”. En consecuencia, el comportamiento maternal puede influir en las emociones y en la constitución física de los descendientes para siempre.

Contenidos relacionados:

Noticias
Artículos
Costes y procesos hospitalarios en neurología. Estudio en un hospital de referencia.E. Cantó-Torán; D. Vivas-Consuelo; I. Barrachina-Martínez; J. Escudero-Torrella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s