Diagnosticando la Depresión.

 

 

 

 

 

 

 

DEPRESIÓN: LO QUE SABES, PUEDE AYUDARTE
FEDERACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL  8
DIAGNOSTICANDO LA DEPRESIÓN
Fuente:

Federación Mundial de la Salud Mental
12940 Harbor Drive, Suite 101
Woodbridge VA 22192 USA
+1-703-494-6515
+1-703-494-6518 (Fax)
info@wfmh.com
http://www.wfmh.org

La depresión es una enfermedad compleja con varios síntomas. Hay numerosas
listas y evaluaciones para detectar la depresión.  Estos son basados en varios
criterios.  No todos los individuos con depresión experimentan todos los
síntomas.  El número y la severidad de los síntomas pueden variar entre  cada
individuo y  el tiempo.
Síntomas
Tristeza persistente, ansiedad  y una sensación de vacío.
Sentimientos de desesperanza y pesimismo.
Sentimientos de culpa, desvalorización  y  falta de apoyo.
Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba o pérdida de
apetito sexual.
Fatiga, desgano o pérdida de energía.
Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones.
Cambios en los patrones del sueño, insomnio, despertar muy temprano  o
dormir en exceso.
Cambios en el apetito.
Pensamientos de muerte o suicidio, o intentos de suicidio.
Ansiedad e irritabilidad.
Síntomas físicos como dolores de cabeza, trastornos digestivos o dolor
crónico.

Si tú, o alguien que conoces, tiene cinco o más de estos síntomas en un periodo
de dos semanas o más largo, puedes tener depresión. Es importante hablar con
un médico o terapeuta.
Episodios de depresión pueden ser exacerbados por circunstancias difíciles
como la pérdida de un ser querido, una enfermedad crónica o pueden aparecer
sin una causa aparente.
Síntomas Depresivos: Aspectos personales, sociales y
culturales
No todas las personas que sufren depresión presentarán todos los síntomas.
Algunos se sienten tristes o melancólicos y no pueden disfrutar las actividades
normales. Sienten desesperanza y tienen problemas para dormir y pérdida de
apetito o de peso. Otras personas con depresión pueden comer o dormir en
exceso. Se pueden sentir culpables, irritables, desmotivados o tener acciones
compulsivas como trabajar en exceso. También, pueden tener  conductas
imprudentes, pensamientos suicidas o hablar sobre lastimarse a ellos mismos.
Todas estas personas pueden sufrir de depresión. Las experiencias con la
enfermedad difieren dramáticamente. Los síntomas pueden variar dependiendo

de quien eres como individuo, tu sexo, tu genética, tus mecanismos de defensa
o de apoyo, tus relaciones y la cultura en la que vivas.
Los hombres pueden mostrar diferentes síntomas o conductas al de las mujeres.
Por ejemplo, pueden presentar fatiga, irritabilidad o enojo y pérdida de interés en
el trabajo o en actividades de esparcimiento, abuso de sustancias o conductas
imprudentes.
vii
En distintas culturas, algunas
personas están más expuestas
que otras a padecer síntomas
particulares. Por ejemplo,
algunos pueden presentar
síntomas físicos como
consecuencia de su depresión;
pueden tener problemas
estomacales y dolores crónicos
como dolores de cabeza. Estos
síntomas físicos son una señal
de  depresión.

Varios
investigadores han demostrado
que la depresión y el dolor
comparten caminos biológicos
en el sistema nervioso que está
involucrado en la transmisión,
regulación y percepción de las emociones y el dolor.
viii
Los medicamentos
identifican los neurotransmisores en el tratamiento.
La conexión de la mente y el cuerpo en la depresión es actualmente un área de
investigación. Una encuesta internacional, “la verdad dolorosa”, efectuada en
Brasil, Alemania, Canadá y México por la Federación Mundial de la Salud Mental
y la Organización Mundial de Médicos Familiares, reveló que hay lagunas y
brechas en el conocimiento de la depresión por parte de pacientes y médicos,
que a menudo ocasionan diagnósticos equivocados o retraso en el diagnóstico.
ix
Los médicos preguntarían por síntomas físicos  y  si ellos tuvieran un mejor
entendimiento sobre esta conexión entre la mente y el cuerpo,  lograrían un
diagnóstico en un menor tiempo.
x
La encuesta estima que 72% de la gente con depresión no creía antes de su
diagnóstico que los síntomas físicos, como son dolores de cabeza, dolores de
espalda, problemas estomacales y otros dolores, eran síntomas de depresión.
79% confirmaron que estos síntomas eran indicativos para visitar a un médico.

Un estudio reciente en Brasil y en otras culturas latinoamericanas encontraron
que pacientes en atención primaria,  difieren en sus explicaciones y atribuciones
de los  síntomas físicos asociados con la depresión debido a sus diferencias

culturales.
xi Un mejor entendimiento sobre estas diferencias y  la forma en que
éstas se relacionan con las manifestaciones físicas de este trastorno, ayudará a
que los médicos  y profesionales de la salud puedan identificar y tratar la
depresión con una mayor efectividad en distintas culturas.
Diagnóstico
Hay muchas herramientas disponibles para diagnosticar la depresión. La
mayoría de éstas están basadas en criterios de la Clasificación Internacional de
Enfermedades (ICD)10 (ver cuadro siguiente) o el Diagnóstico estadounidense y
Manual Estadístico de Trastornos Mentales IV-TR (DSM-IV-TR).

Herramientas de chequeo por Internet
Hay varios métodos de evaluación y auto-chequeos disponibles en Internet.
Algunas herramientas son similares y cuentan con un listado de varios síntomas
de depresión. Hay una creciente investigación que examina la efectividad de
esto instrumentos, los cuales han sido evaluados como positivos y efectivos. Por
ejemplo, un estudio canadiense evaluó un chequeo por Internet y encontró que
estos mecanismos eran confiables para identificar a pacientes con o sin
depresión crónica.
xv
Otro estudio reciente en Ámsterdam evaluó la efectividad
de estos chequeos por Internet y encontró que eran efectivos y que producen un
alto número de respuestas positivas erróneas.
xvi
Las auto-evaluaciones por Internet son herramientas de apoyo que ayudan a
determinar si padeces depresión. Sin embargo, esto no lo es todo. Ten cuidado
con Internet y con las fuentes y no sigas ninguna sugerencia de tratamiento sin
hablar primero con tu médico.

Si tu crees que sufres de depresión, habla con alguien. A menudo este es el
primer paso para sentirte mejor. Esta persona puede ser un familiar,  amigo,
un profesional de la salud, un líder comunitario o un especialista de
herbolaria certificado.

Resumen: Lo que sabes, puede ayudarte
La depresión es real. Hay señales y síntomas de la depresión y cada persona
exhibirá síntomas distintos. Obtener un diagnóstico puede ser difícil
dependiendo de donde vivas, pero es importante que lo realices. Utiliza todos los
recursos en tu comunidad incluyendo la información de este documento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s