Neurobiología y trastornos de la personalidad.Parte I.

PSIQUIATRÍA
Artículo original
Neurología General
25/ago/2011 · Revista Persona. 2011 Mar;11(1):8-17.
Fuente:
http://www.psiquiatria.com/

Neurobiología y trastornos de la personalidad. Parte I.

Resumen
Los trastornos de la personalidad (TP) y uno de los más estudiados el T Borderline de la personalidad (TBP) son condiciones heterogéneas multidimensionales. Cuando se enfoca el aspecto constitucional se debería aplicar el modelo de predisposición al estrés (1), donde el factor predisponente sería la vulnerabilidad biológica, la que determina la propensión específica para un T, mientras que los estresores determinan cuando y con qué profundidad el trastorno se vuelve aparente.

La patología B está ligada a un número de rasgos de P heredados, tales como la impulsividad, el neuroticismo y la labilidad afectiva (8); la agressión impulsiva es parcialmente heredada y es la característica central de los T del cluster B, TBP y trastorno antisocial de la personalidad (TAP).

Con respecto a la existencia de una disfunción cerebral de base (2-4) se observa que en los estudios de prevalencia, las investigaciones neurológicas y los test neuropsicológicos sugieren alguna asociación entre alteraciones cerebrales y el TBP. Hoy día algunos autores consideran que el TBP es primariamente un trastorno del control de impulsos (5;6), con predisposición genética a los trastornos del desarrollo.

Los factores de riesgo para TBP en chicos son muy similares a los rasgos o síntomas encontrados en los adultos Los pacientes con TBP muestran procesos de evaluación cognitiva desadaptativos, se consideran los estresores y el alto estrés subjetivo, más una sustancial hiporreactividad del cortisol y de la alfa-amilasa.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: iaepd.com.ar/index.php

Abstract
The personality disorders (TP) and one of the most studied, the T Borderline personality (PTB) are heterogeneous and multidimensional. When it is focusing on the constitutional aspect should apply the model of predisposition to stress (1), where the predisposing factor would be the biological vulnerability, which determines the propensity for a T, while the stressors determine when and how the deeply disorder becomes apparent.

The pathology B is linked to a number of traits of P inherited, such as the impulsivity, the neuroticismo and affect lability (8); the agressión impulsive is partly inherited and is the central feature of the Ts of the cluster B, TBP and antisocial personality (TAP).

With regard to the existence of a brain dysfunction (2-4) notes that in the prevalence studies, neurological research and test neuropsychological suggest an association between brain impairment and TBP. Today some authors consider that the TBP is primarily a disorder of impulse control (5;6), with genetic predisposition to the developmental disorders.

The risk factors for LPT in boys are very similar to those features or symptoms found in the people patients with TBP. In the evaluation processes it is found cognitive alterations, it are considered that the stressors and the high stress subjective, and a more substantial hiporreactividad to cortisol and alpha-amylase are important factors.

Contenidos relacionados:

Noticias
Entrega del III Premio de Psicología Mar Marí.

Científicos de la Universidad de Stanford identifican un grupo de neuronas que controla la respuesta a la cocaína.

Las alteraciones en la percepción propias de los ancianos son similares a las que sufren los pacientes con depresión y esquizofrenia.

La exposición a largo plazo a la contaminación del aire puede ocasionar cambios físicos en el cerebro, así como problemas de aprendizaje, de memoria e incluso, depresión.

Se utilizará una novedosa cirugía cerebral para tratar el síndrome de Tourette.

Artículos

Neuropsicología y técnicas neurofisiológicas: Aportaciones al estudio de la biología del comportamiento.
Andrés Molero Chamizo; G. Nathzidy Rivera Urbina; Jason Lauder.

Memoria de trabajo y aprendizaje: Aportes de la Neuropsicología.
Magdalena López.

Participación del cerebelo en la regulación del afecto, la emoción y la conducta.
P. Hernáez-Goñi; J. Tirapu-Ustárroz; L. Iglesias-Fernández; P. Luna-Lario.

Exploración neurológica y atención primaria. Bloque I: pares craneales, sensibilidad, signos meníngeos. Cerebelo y coordinación.
García Ballesteros, J.G; Garrido Robres, J.A; Martín Villuendas, A.B.

Neuropsicología y adicción a drogas.
Gloria García Fernández; Olaya García Rodríguez; Roberto Secades Villa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s