Adelantarse al delirio mirando en el cerebro,reto psiquiátrico

Alberto Fernández Liria, José María Valls, Manuel Trujillo y Tomás Palomo, ponentes de la Escuela de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta Carlos Castilla del Pino.

PSIQUIATRÍA

CUANDO APARECEN LOS SÍNTOMAS, YA ES TARDE

Adelantarse al delirio mirando en el cerebro,reto psiquiátrico

Fuente:
http://psiquiatria.diariomedico.com/

El conocimiento más profundo del cerebro permitiría adelantarse al delirio y, por tanto, instaurar el tratamiento con prontitud, según consideran especialistas en Psiquiatría que han participado en un seminario en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander.

“El gran avance que se ha ido produciendo en la psiquiatría en los últimos años es el conocimiento cada vez mejor del cerebro, y poder mirar dentro del paciente para, de esta forma, adelantarse al delirio”, según ha advertido José María Valls, director de la primera Escuela de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta Carlos Castilla del Pino.Para Valls, en la actualidad se sigue haciendo “la misma psiquiatría” que hace cuarenta años, porque los profesionales se basan en el relato del paciente para estudiar qué está pasando por dentro.

Sin embargo, cuando aparecen los síntomas la enfermedad ya es vieja”, ha advertido el psiquiatra y secretario de la Fundación Castilla del Pino, que ha codirigido junto a Manuel Trujillo, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York, el seminario El Self: una encrucijada entre lo biológico y lo social en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

“Si esperamos a que alguien se deprima o enloquezca es que hemos llegado tarde, porque el cerebro lleva ya tiempo fallando”, ha apuntado rotundo.El especialista ha hecho hincapié en que, si se pudiera detectar la población que se encuentra en riesgo de padecer enfermedades psiquiátricas, el tratamiento sería “mucho más fácil, ya que no se necesitarían grandes dosis de medicación, y simplemente bastaría con cambiar condiciones de vida para evitar que aparezca la psicosis”.

(Detectar a la población que se encuentra en riesgo de enfermedad mental grave simplificaría la terapia y reduciría las dosis de medicación).

En esta línea, Valls ha afirmado que, a pesar de que ese avance resultaría “muy rentable, al ahorrar una gran cantidad de dinero en asistencia, además de sufrimiento, cuesta muchísimo llevarlo adelante.

Otras áreas
“El Hospital Valdecilla, de Santander, es uno de los pocos centros en España que está haciendo ese tipo de trabajo basado en la genética”, ha recordado, tras subrayar que el curso no se ha ceñido únicamente a cuestiones psiquiátricas, sino a otras áreas del saber como la antropología, la literatura y el arte.A juicio de Alberto Fernández Liria, coordinador de salud mental del Área 3 de Madrid y jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, los trastornos mentales comunes, como los relacionados con la ansiedad y la depresión que pueden afectar alguna vez en la vida hasta una de cada cuatro personas, remiten, aunque sea más lentamente, sin tratamiento.

En cambio, en los trastornos mentales graves, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, no se puede hablar de “curación”, pero su curso y las consecuencias que tienen sobre la vida de las personas mejoran enormemente con el tratamiento, que, hoy, por lo general, debe incluir un componente farmacológico y otro psicosocial.”La recuperación es el objetivo que se considera aceptable en la atención a los trastornos mentales graves. No obstante, esa recuperación puede exigir la atención de por vida. Pero claro que es posible”, ha añadido Valls.

Preguntado por qué unas personas responden a unas medidas y otras no, Fernández Liria ha respondido que “lo que sabemos seguro, más allá de lo que se ha llamado la medicina basada en la evidencia, es que los tratamientos no pueden ser café para todos, por lo que la formación de los futuros profesionales ha de tener en cuenta la necesidad de personalizar y adaptar la intervención a las características particulares de cada paciente y su entorno”.

(Trastornos mentales comunes, como los asociados a ansiedad y depresión, que pueden afectar alguna vez en la vida, remiten sin tratamiento).

Concepto de ‘self ‘
Por su parte, Manuel Trujillo y Tomás Palomo, profesor de la Universidad de Nueva York y catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense, han reconocido el mérito de Castilla del Pino de introducir el concepto de self como “ineludible para una psicopatología científica, al reclamar la conducta como objetivo central de la psiquiatría y de otras ciencias de la mente, y de conferir al sujeto de los actos de conducta humana el mismo rango científico tradicionalmente adjudicado al organismo”.

Según ambos profesores, el self es, en suma, “aquella formación mental que subyace al concepto de sujeto, y cuyo estudio hace posible la introducción al ámbito científico de conceptos como subjetividad e identidad personal, considerados como inabordables hasta hace poco”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s