Diabetes y depresión,obligadas a entenderse

10% POBLACIÓN ES DIABÉTICA

Diabetes y depresión, obligadas a entenderse

Los diabéticos tipo 2 se deprimen más que la población general y esta relación es la que están estudiando Carmen de Burgos y Yolanda Fuentes, epidemiólogas, junto con Paloma Gómez, psicóloga del Hospital Carlos III, de Madrid. La prevalencia de la diabetes en población española está en torno al 10 por ciento.

Pág web dirección:
http://psiquiatria.diariomedico.com/2011/07/26/area-cientifica/especialidades/psiquiatria/diabetes-y-depresion-obligadas-entenderse

Los diabéticos se deprimen el doble que los no diabéticos. “No se sabe si la diabetes es un factor de riesgo para la depresión o si la depresión es factor de riesgo para diabetes; pero juntas coinciden mucho más de lo esperado”, apunta De Burgos.

Esta relación sigue la misma pauta que en la población general; por eso, hay más diabéticas que diabéticos con depresión.

Normalmente, estos pacientes presentan más complicaciones cardiovasculares, microvasculares y de otro tipo. Se desconoce la causa de dicha situación, pero, por lo general, son pacientes que se cuidan menos, hacen menos ejercicio y presentan más factores de riesgo cardiovascular.

Las citadas especialistas, en colaboración con Miguel Salinero, María Isabel Granados y Francisco López, coordinan el estudio Diadema, que tiene como objetivo estudiar el efecto de la depresión sobre la morbimortalidad en pacientes diabéticos en tres años de seguimiento. Se trata de una extensión del estudio ESD II. “Necesitamos llegar hasta los 2.500 diabéticos. Tenemos una base de pacientes que provienen de estudios previos y la idea es continuar; sumamos 3.300, pero necesitaremos algunos más, por los que se han muerto o los que no quieren participar”.

Los pacientes los aportan los médicos de familia. “Nos dan los datos de enfermedad y la analítica, y una psicóloga clínica, que es Paloma, les hace una entrevista para ver si están o no deprimidos, si tienen o no ansiedad, que se identifican con la entrevista. De esta forma, podemos conocer su calidad de vida”.

Paloma Gómez estudia la salud autopercibida y comenta que los que están deprimidos y además han desarrollado ansiedad tienen peor calidad de vida percibida, peor estado de ánimo y la depresión está presente.

De Burgos recuerda que, una vez determinado el estado de salud de los pacientes, se van comprobando otros parámetros, como infarto, accidentes cerebrovasculares y cardiopatías, y se hace un seguimiento para valorar si hay diferencias entre los que están deprimidos y los que no. También se quiere ver realmente cuál es la prevalencia de la depresión en los diabéticos, porque aún no está bien definida”.

Las investigadoras sospechan que la depresión se diagnostica poco; hay muchos diabéticos con depresión que no están diagnosticados, porque se puede enmascarar con otras patologías. “Cuando alguien tiene una enfermedad tan importante como la diabetes debe controlar muchos factores: los niveles de glucosa, la hipertensión, el fondo de ojo, etc. Por eso, la depresión pasa a segundo lugar”.

Casos descritos
Está descrito que cerca de un 20 por ciento de los diabéticos tienen depresión, “aunque nuestros datos apuntan a que esta cifra puede ser algo superior”, subraya De Burgos. Según los datos que han recopilado hasta ahora, la edad media de aparición de la depresión es de 63 años, con un tiempo medio de evolución de la diabetes de unos ocho años, “pero no sabemos si estaban deprimidos antes de presentar diabetes”.

Para intentar despejar estas dudas, Paloma Gómez les pregunta por sus antecedentes familiares de depresión y de ansiedad, si es reciente su depresión o si están previamente tratados.

Yolanda Fuentes apunta la necesidad de conocer qué deprimidos están tratados, y cómo responden los que reciben tratamiento.

Hay un dato que hay que tener en cuenta: la obesidad. Normalmente, los diabéticos tienen sobrepeso y eso puede favorecer también la aparición de la depresión.

Las investigadoras han insistido en comentar que sin la colaboración de los 150 médicos de primaria el estudio no se podría haber de llevado a cabo. “Todos los que han querido colaborar nos han ofrecido a sus pacientes. Los elementos necesarios para la selección de los participantes en el estudio es que sean diabéticos, mayores de edad, sin enfermedad terminal y que no tengan problemas para comprender el idioma, porque la entrevista es telefónica”.

Adherencia terapeútica
Los pacientes diabéticos y con depresión siguen diferentes tratamientos, según sus necesidades. Los antidepresivos no influyen en el control de la diabetes, aunque algunos puede favorecer el aumento de peso. La adherencia terapéutica es mejor en mujeres que en hombres. En un estudio previo del citado grupo, se constató que tener un infarto previo era el dato objetivo que garantizaba la adherencia terapéutica en diabéticos. En dicho trabajo se analizaron los datos de 3.400 diabéticos durante tres años y se observó que la variable que más se asocia con la adherencia terapéutica en diabéticos es haber tenido un IAM. Los pacientes reclutados tenían una edad media de 68 años; la mitad eran hombres y la mitad mujeres, había dos tercios de hipertensos, el 50 por ciento sufrían dislipemias y el 55 por ciento, síndrome metabólico. El 7 por ciento había sufrido un infarto de miocardio previo y otro 7 por ciento, sobre todo mujeres, accidente cerebrovascular. El 50 por ciento de la mortalidad tenía origen cardiovascular y durante el seguimiento ha habido un 3,5 por ciento de infartos y un 3 por ciento de ACV.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s